La boda DiY de Miriam y Roger

Hoy os traigo una nueva boda DiY, una que no os dejará indiferentes porque cada detalles está medido al milimetro. Se trata de la boda de Roger y Miriam, una pareja que dieron el Sí quiero rodeados de detalles hechos por ellos en una ermita familiar. ¡No os podéis perder su crónica!

masia-plana-mallorqui-24

Roger y yo nos casamos el 8 de setiembre. La elección del lugar fue fácil, queríamos una boda al aire libre, rodeados de naturaleza y donde nuestros invitados se sintieran cómodos… así que el lugar elegido fué Masia Plana Mallorquí, nuestra finca familiar y actualmente espacio de eventos, ubicada en Valls (Tarragona). La ceremonia religiosa se celebró en la pequeña Ermita de Sant Llorenç, ubicada en la misma finca, lugar en el que se casaron mis suegros y donde Roger ha recibido todos sus sacramentos cristianos.

Ermita @Masia Plana Mallorqui_1

Ermita @Masia Plana Mallorqui_2

Masia Plana Mallorqui 5

Celebrar nuestra boda en la Masia familiar nos permitió dar rienda suelta a nuestra imaginación y poder personalizar hasta el más mínimo detalle. No había límites, más alllá del factor tiempo (17 meses de preparativos) y el económico… factores fácilmente superables con buenas dosis de ilusión y traza para las manualidades. Me voy a centrar en relataros algunos de estos detalles de nuestra boda, bautizada como “la boda do it yourself” de Miriam & Roger en el Festival de Cine de Bodas (finalistas en la categoría de Boda del Año).

La invitación de Boda era una botella de vino, tamaño Magnum, de la cosecha de 2007, año en el que Roger y yo nos conocimos. La etiqueta de la botella estaba personalizada con nuestro logo de boda. Decidimos entregar cada una de las 200 invitaciones en mano… así que nos recorrimos Catalunya, parte de España y ¡hasta Suiza viajaron algunas!

Invitaciones

miriam_roger_hr-45 (1)

A la llegada de los invitados, se les recibía con una limonada casera bien fresquita. Mientras esperaban el inicio de la ceremonia, los invitados se entretuvieron mirando las más de 200 fotos que colgamos de cuerdas enrolladas en los pinos. Fotos con nuestros amigos y familia, viajes, momentos memorables… Algunos invitados optaron también por hacer su pase por el photocall, creado a partir de marcos antiguos que teníamos en las buhardillas de la Masia, colgados de un sauce llorón inmenso, ubicado a escaso metros de la Ermita.

Photocall

En lugar de los tradicionales misales, hicimos unos misales pai‐pai hand made. Se dejó uno encima de cada silla y para los invitados que se quedaron de pie pusimos más misales/pai­‐pai en una cesta de unas bicicletas vintage de mis suegros.

miriam_roger_hr-19

mr_7_20121018_1848976074

Para la salida de la Ermita se repartieron unos cucuruchos de papel kraft (hechos uno a uno por nosotros) personalizados con nuestro sello de boda, y estaban llenos de un confeti también hand made y una diminutas flores secas. El efecto que creó el confeti de papel de seda (blanco y dorado, a juego con mi vestido) fue mágico.

masia-plana-mallorqui-9

Masia Plana Mallorqui 1

Para facilitar la ubicación de los espacios, construimos unas indicaciones con señales de madera.

masia-plana-mallorqui-8

La cena se celebró en la pineda frente a la Masia, decorada con tiras de bombillas que al caer la noche crearon un ambiente romántico y acogedor.

masia-plana-mallorqui-28

masia-plana-mallorqui-27

El seatting también fue 100% handmade: unos corazones grandes de tela de saco y cuerda, con el número de la mesa en el centro bien grande y los nombres colgados del corazón.

masia-plana-mallorqui-7

La decoración de las mesas fue acorde con el entorno: plantas aromáticas envueltas en tela de saco y cordón (preparado por GoodFeelings Events), velas de citronela con detalles de puntilla cosidas por mi madre, y en lugar de la minuta para cada comensal, hicimos unas pizarras rústicas donde se podía leer el menú en castellano y catalán.

masia-plana-mallorqui-4

Como marcasitio, utilizamos tapones de corcho partidos por la mitad y colocamos una tarjeta marrón kraft con el nombre del invitado por un lado (impreso por nosotros mismos con una máquina de escribir antigua) y por el reverso el sello que hicimos con el logo de la masía. Y no puedo olvidarme del servilletero, con la ayuda de mi suegra hicimos con arcilla uno por uno todos los corazones que se utilizaron como servilletero, al igual que también otros tantos ceniceros.

miriam_roger_hr-6

mr2_19_20120917_1327657386

miriam_roger_hr-10

Al llegar a la mesa, las invitadas se encontraron con una bolsa de papel kraft en su silla, que contenía unas comodísimas alpargatas de cuña de su número exacto. Me dediqué varios meses a ir consiguiendo discretamente el número de cada invitada. Además, en las bolsas pusimos una tarjeta con una nota escrita a mano.

Junto a la zona de baile montamos un candy bar que triunfó con un montón de chuches y chocolatinas varias y un chill-out fabricado a partir de pallets, con la ayuda de unos cuantos amigos, para aquellos que necesitaran estar un ratito sentados o les apeteciera charlar. Toda la zona de baile y chill out se decoró con infinitud de botecitos con puntillas y velas (cosidos por mi madre) que colgaban de los árboles.

masia-plana-mallorqui-25

masia-plana-mallorqui-26

Además, a pocos metros de esta zona, montamos, con la ayuda de Bodas de Cine, un “confesionario” de lo más quitch, donde los invitados podían dejarnos un mensaje gravado y ataviados con toda clase de atrezzo.

Confesionario

En un rinconcito de la finca pusimos el árbol de los deseos. Un amigo nos regaló una olivera seca, típica de la zona, y con la ayuda de mi hermana la pintamos con spray de color dorado. Se sacó un buró de cajones antiguo, una silla, una máquina de escribir… et voilà, ya teníamos otro rinconcito mágico al que los invitados se fueron acercando para dejarnos sus mejores deseos.

mr2_12_20120917_1118996356

masia-plana-mallorqui-6

miriam_roger_HR-66

Y hasta aquí llega el relato de uno de los días más felices de nuestra vida… que de ninguna manera hubiera sido posible sin la ayuda incondicional de nuestras familias, siempre predispuestos a todo, a echar una mano cuando hizo falta y creíamos que no llegábamos. Y a la gran profesionalidad del equipo de proveedores que nos ayudó a hacer realidad nuestro sueño.

Masia Plana Mallorqui 14

Masia Plana Mallorqui 15

Masia Plana Mallorqui 11

Masia Plana Mallorqui 18

masia-plana-mallorqui-13

masia-plana-mallorqui-10

Masia Plana Mallorqui 22

Gracias a la organización de mi boda descubrí una nueva pasión: la organización de eventos, y tras prepararme con un Máster en Organización de Eventos y RRPP hemos inaugurado recientemente Masia Plana Mallorqui (la finca familiar donde celebramos nuestra boda) como espacio de eventos.

PROVEEDORES BODA

NOVIA (Miriam López Cebrián)
Vestido: Andrea Morros
Tocado & Zapatos: Miriam López Cebrián (handmade)
Joyas: pendientes y anillo de la abuela de Roger, de platino y diamantes

NOVIO (Roger Plana Mallorquí)
Traje: GALA Reus
Zapatos: Mallorquí Sabaters

Lugar de la Cena & Fiesta: Masía Plana Mallorquí 
Iglesia: Ermita de Sant Llorenç (San Lorenzo) – capilla familiar en la misma finca
Decoración Boda: realizada por los novios y los familiares
Coordinación evento & Flores: Good Feelings Events
Banquete: Catering Mallol
Postres: Christian Escribà
Fotógrafo: Edwin
Videógrafo: Bodas de Cine

¿Que os ha parecido esta boda? Si aun os quedais con ganas de ver más sobre ella, os dejo el video del que nos hablaba al principio Miriam.

DO IT YOURSELF: MIRIAM & ROGER from AMARCORD on Vimeo.

Anuncios

Un comentario en “La boda DiY de Miriam y Roger

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s