¿Como despertaste el día de tu boda?

Os propongo un juego. Cerrad los ojos e imaginad una novia la mañana de su boda ¿como la veis?

Seguro que la mayoría de vosotros la habéis imaginado hecha un nervio y con su mundo paralizado porque, claro, es su gran dia. Incluso, algunos imagináis que se levantara, se dará un baño relajante lleno de espuma y será un dia muy especial desde el principio.

baño relajanteImagen de Pinterest

Hoy juego a los cazadores de mito, y desmiento ese mito.

Aquí, servidora, ni se levantó y paró su mundo, ni le llenaron la casa de rosas y baños relajantes. Hoy os cuento como fue el despertar de Inma el dia de su boda.

Esa noche la pasé junto con Alex, porque no queríamos perder ni un solo dia sin dormir juntos. Aunque he de confesar que a mi me hubiera gustado dormir separados por aquello de echarlo de menos y verlo con más ganas ya en la boda, pero Alex lo prefirió así.

Dormí super poco, a las 5 de la mañana, no tenia forma de pegar ojo. Cansada de dar vueltas en la cama, a las 9 me levanté y entonces me acordé “¡No tengo nada que ofrecer a las damas de honor, peluquera, maquilladora y fotógrafos esta tarde!” y es que, otra cosa no, pero me gusta ser muy buena anfitriona.

También me dí cuenta que me habían regalado un modelito muy mono de bata y camisón pero que mis zapatillas de estar por casa eran una autentica cutrez.

Y en ese momento rompí mi primera regla para el dia de la boda “Lo hecho, hecho está, ahora toca relajarse”

Claro, relajarse, y que mejor para relajarse que irse de compras.

Ahí me veis, 10 horas antes de dar el si quiero, en una cola del mercadona comprando pastitas y bombones para mis invitados, en busca de unas zapatillas de novia y recorriendo los pasillos interminables de Ikea en busca de una funda nórdica mona para adecentar mi dormitorio. Y es que, me curré a tope la decoración de nuestra boda, pero la de mi cada ni se me pasó por la mente.

DSC09192

A mi vuelta a casa, tuve incluso que parar en la fontanería porque la cisterna del aseo se había puesto de huelga esa misma mañana.

Y todo eso, con la mayor tranquilidad del mundo. Llegué a casa a las 12 de la mañana, como si de cualquier otro sábado se tratara. Aunque no os voy a mentir, estando en la cola del supermercado pensé lo surrealista de aquello, alli estaba haciendo mi compra tan pancha y en menos de 6 horas empezaría a ser el centro de todas las miradas.

Lo mejor fue cuando llegaron mi madre y mi hermana. Eran dos manojos de nervios, sorprendidas por la tranquilidad que desprendíamos Alex y yo, y queriéndonos contagiar sus nervios.

Como veis, mi despertar poco se aproxima a lo que las películas venden. Pero lo curioso de esto es que, no soy un caso a estudiar por los científicos, existen otros como yo.

Marina, una compi blogger en Tormenta de Arroz, no paró su mundo y aquella mañana, como cada dia, se puso sus botines y salió a correr.

Nuestro amigo Fran, del que os he hablado en alguna otra ocasión, no quiso aparecer por la boda con su coche lleno de polvo, y la mañana de su boda se fue a lavar el coche. Tras su almuerzo, mató el tiempo en un relajante baño en la piscina como cualquier otro dia de agosto.

Y vosotros, ¿Como amanecisteis el dia de vuestra boda?

Anuncios

2 comentarios en “¿Como despertaste el día de tu boda?

  1. Que lindo post, hermosas fotos! Yo dormí con mi mejor amiga, mi boda fue de día asi que al despertar desayunamos y ya empezamos a maquillarnos, tomarnos fotos, hablar y a reirnos muchisimo… fue un día lleno de buena vibra, cero estres ni nervios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s