Escapada relax por la Sierra de Cádiz

Buenas!! Hoy estrenamos una nueva sección en el blog “Escapadas románticas”.

La idea de crear esta nueva sección ha sido más de Alex que mia, y al final del post os cuento porqué.

Como sabéis, hace 3 fines de semana estuve en Mi boda Rocks Experience y una de las empresas participantes, que regaló un fin de semana de escapada rural a una de las bloggers, fue Selecta Hotels. Pensareis que este post se debe a que fui la agraciada, pues no, ya me había tocado un sorteo ese dia, y recé para no llevarme un segundo premio.

Cuando volví del evento, empecé a seguir las redes sociales de todas las empresas participantes, entre ellas Selecta. La chica de Selecta Hotels, nos comentó que estaban sorteando una estancia rural en su web, así que, ahí que me fuí el mismo domingo, lo busqué y participé un poco por inercia, sin ni siquiera mirar para que fecha era.

El lunes, nada más abrir el correo, tenia un email con el asunto “Ganador Fin de semana SelectaHotels”. Parecía broma, más aún, porque aunque no os lo he contado, aquel sábado, en el evento, me tocó el sorteo de una estancia en la Junior Suite del Hotel Husa Princesa de Madrid, y claro, que de no tocarme nunca nada, me toque dos sorteos en menos de 3 días pues no me lo creía.

Pues no era una broma, llamé a Selecta para aceptar mi premio y me informaron de todo. Consistía en una estancia de dos noches para dos personas, solo alojamiento, para ese mismo fin de Semana en la Hosteria La Bordalla en Jimena de la Frontera, en plena sierra de Cádiz.

Llevábamos ya tiempo necesitando una escapada relax y desconectar, así que nos vino como agua de mayo.

En seguida David, el dueño de la hostería, se puso en contacto conmigo para felicitarme por el sorteo y darme las indicaciones de cómo llegar, ya que se trata de una casa algo apartada.

Cuando te toca un sorteo así, te entran las dudas de si hay gato encerrado y después te lo querrán cobrar por otro lado, es lo que suele ocurrir con los famosos bonos de hoteles, noches baratisimas pero te obligan a dejarte un pastizal en comidas.

Nada de eso, creo que ha sido en uno de los pocos alojamientos en los que nos hemos hospedado donde nos hayan tratado tan bien y con tanta cercanía.

Llegamos allí, después de toda una aventura por la carretera. David nos comentó que era mejor tirar por autovia, pero queriendo ahorrarnos el peaje, casi me muero por el camino. Soy de las que se marean en el coche nada más subirse, así que imaginad el caminito que pasé, de noche y curva tras curva, vamos, que hubiera pagado 3 veces el peaje si era necesario.

La anécdota del viaje:

Como os dije, David me había enviado un sms con las indicaciones para llegar. Pues entre todas las indicaciones, yo solo me quedé con que había que cruzar un paso a nivel en activo, PÁNICO, así que nada más vi un paso a nivel indiqué a Alex que lo cruzara, “Ufff ya ha pasado lo peor” pensé, y de repente veo que el camino que seguía era un camino para el rebaño impracticable para un coche. Mi siguiente pensamiento fue Pues si este es el camino sin asfaltar, creo que no voy a salir del hotel hasta el domingo. Volví a leer más detenidamente el sms y entonces entendí que ese no era el paso a nivel que tenia que cruzar, sino el 2º que nos encontraramos!!!

Afortunadamente llegamos, tarde, pero llegamos, con los dueños ya preocupados por nosotros.

Pues desde que pusimos un pie en la hostería, ya nos sentíamos como en casa.

Nos recibió David y enseguida nos presentó a su esposa, Maite y a Marcela, la empleada de la hostería. Nos enseñó las habitaciones y nos dejo elegir a nuestro gusto, ya que ese fin de semana, el hotel no estaría ocupado.

La verdad es que todas las habitaciones estaban perfectas, muy cuidadas , espaciosas y decoradas con mucho gusto, así que fue difícil elegir. Optamos por quedarnos con la Habitación México, simplemente porque fue la primera en enseñarnos.

En cuanto nos instalamos, bajamos para preguntar si servían cena. Nos invitaron a sentarnos con ellos a la mesa y compartimos una agradable velada hablando un poco de todo y contándonos la historia de la hostería.

La hostería, era una casa antigua de la familia y hace poco más de año y medio terminaron de reformarla y destinarla al turismo rural.

Como os decía, esta apartada del pueblo de Jimena, lo que la hace muy silenciosa y perfecta para descansar. Está situada junto a un sendero de gran recorrido el GR-7. Una vez leí ” Viajar es una buena forma de aprender” y es que cada vez que sales, aprendes algo nuevo. En este caso, aprendimos sobre la ruta GR-7, una ruta de senderismo que va desde Tarifa hasta Atenas, y que ciertamente me sorprendió.

Aprovechando el paso de esta ruta, desde la hostería se puede hacer rutas pequeñas hasta Jimena o el Castillo de Castellar de la Frontera. Nos hubiera encantado hacerlo, pero el tiempo no nos lo permitió, así que a la mañana siguiente, después de reponer fuerza desayunando, nos fuimos en coche a visitar el Castillo. Visita obligada si estas por allí.

Se trata de una fortaleza árabe construida en el siglo XIII desde el que se puede ver el estrecho de Gibraltar y la silueta de África. Esta lleno de calles estrechas y con tiendecitas de artesanía. La verdad es que tiene muchísimo encanto.

2013-10-26 12.34.03-2

Al dia siguiente, el cambio de hora nos vino genial , despertamos tempranito y nos preparamos para desayunar y visitar Ronda de camino a casa. Es uno de esos pueblos que teníamos pendientes de visitar desde hacía tiempo. Yo ya lo había visitado cuando pequeña de excursión, pero me sorprendió muchísimo. Cuando vas de excursión con el colegio, no valoras el sitio que estas visitando, y lo cierto es que Ronda es para valorarlo. Un pueblo muy cuidado y con una personalidad propia que parece llevarte a otra época por su arquitectura.

El trato en la hostería, en todo momento fue estupendo y estuvimos allí como por casa, con todo a nuestra entera disposición y Marcela en todo momento pendiente de si estábamos a gusto.

Cuando recibes un trato asi, y conoces sitios tan bien cuidados y con tanto encanto, es cuando piensas en que un buen servicio es digno de ser contado a los cuatro viento. De ahí esta nueva sección.

Tras nuestra experiencia el pasado fin de semana en La bordalla, Alex me planteó compartir con vosotros todos esos pequeños retiros de relax que hemos conocido y que seguro seguiremos conociendo. Y es que, aunque esta temática no este directamente relacionada con el mundo de las bodas, indirectamente si que lo está, porque cuando te sumerges en la organización de la boda, todo es estrés y agobios y de vez en cuando viene genial desconectar en un lugar así. Y bueno, no todo es la boda, después vendrán aniversarios que celebrar o simplemente, apetece una escapada romántica espontánea.

Anuncios

4 comentarios en “Escapada relax por la Sierra de Cádiz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s