Toda una vida, estaría contigo…Sorpresa de Alex

¿Alguna vez os he contado lo difícil que soy de sorprender? por mucho que intente no descubrir una sorpresa, termino enterándome antes de tiempo. Alex piensa que es por que yo quiero, por cotilla. Os aseguro que no. No sabéis la rabia que me da cuando descubro una… se me queda cara de tonta y me da incluso por llorar por ser tan “metepata”.

Así que Alex tenia una tarea difícil para el gran día, intentar sorprenderme y yo no descubrirlo en el intento.

La verdad es que lo paso algo regular. Él sabía la ilusión que me hacía que por una vez, me consiguieran sorprender y más el día de nuestra boda, así que la presión era bestial.

Intentó varias sorpresas, pero parecía que nada estaba de su lado.

Aprovechando que mi madre por navidad le regaló un viaje en avioneta, habló con los del aeródromo, para ver si era posible, que al finalizar la ceremonia, una avioneta planeara por encima nuestra e hiciera una suelta de pétalos. Imaginaros la cara que se nos podía quedar a todos y más a mi, viendo una avioneta venir hacia nosotros y que de repente suelte aquello, la verdad es que molaba. Pues no pudo hacerlo. Al parecer había que pedir permiso a no se que autoridad, y no solían darla salvo que fueras el alcalde del pueblo. Así que sorpresa cancelada.

Recuerdo perfectamente el día que me lo contó. Yo estaba comprando material que necesitaba para la oficina y me llama con voz triste. Cuando me lo contó, me dió una pena de ver como le había afectado aquello. El pobre le había puesto toda la ilusión del  mundo, pero se topó con la burocracia.

Así que lo siguió intentando. Según me contó después de la boda, también intentó sorprenderme preparándose una canción con un compañero suyo a la guitarra, pero el guitarrista falló y a capella no se atrevía. Al final me hizo un concierto en privado en la luna de miel 😀

Bueno, pues tras varios intentos de sorpresas más, por fin lo consiguió.

Hace unos veranos, nos fuimos de viaje a Riviera Maya, y desde que volvimos, es escuchar una ranchera y ponernos melancólicos. Nos hubiera encantado poder volver a México de luna de miel, pero el presupuesto por poco no nos da ni para luna de miel nacional.

Así que como bien me dijo el día de la boda, nada más aparecer mi sorpresa, “Si no podemos ir a México, México viene a nosotros”

mariachis bodalux-0924

Nada más empezar la cena, veo a lo lejos, el la puerta de entrada al salón, a alguien con guitarra, en ese momento pensé “¿una tuna? ¿a quien se le ocurre contratar una tuna en nuestra boda?” y lo cierto es que, primero,ni me acordaba que estaba pendiente la sorpresa de Alex, y segundo, no tengo nada en contra de las tunas, pero no es el tipo de música que más me guste.

Alex había contratado al grupo de Mariachis “Los Monchos“. De repente, empiezan a entrar 3 hombres vestidos de mariachis y empiezan a cantar rancheras. Según algunos invitados, enseguida supieron que era una sorpresa para mi, porque la cara que se me quedó fue increíble. Me quedé sin palabras y sin saber que hacer, los tres mariachis frente a nuestra mesa tocando y todos mirando. He de confesar que me entró un taco de vergüenza!

La sorpresa fue un gran acierto, ya no solo por mi, sino por lo que lo disfrutaron los invitados cantando e incluso bailando durante la cena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s